Cariño eres multimillonario by Lyra Paramés Capítulo 119

Cariño eres multimillonario by Lyra Paramés Capítulo 119

Capítulo 119: ¿Cansado después de seguirnos, Don Santiago

-Gracias, Señor Valenzuela-Valentina, todavia recuperándose del susto, se apresuró

agradecer

Alonso, con una sonrisa tierna, dijo

-Ya te llamo Valentina, ¿no será muy distante si me sigues llamando Señor Valenzuela

Valentina se quedó callada. ¿No llamarlo Señor Valenzuela? ¿Decirle Alonso? Eso¿no descortés

sería 

-¡Llámame hermano Alonso! ¡Así estaria bien! -Alonso, con un destello de ternura en sus ojos

lo sugirió

-Está bien, hermano Alonso

Este apodo no era ni demasiado informal ni demasiado distante, ¡justo lo que necesitaba

Mientras tanto, Santiago ya habia entrado al parque de diversiones

Observando a los dos charlando y riendo, sus ojos destilaban una mirada asesina

ÉL Don Santiago Mendoza, que había sido tan resuelto y despiadado al reorganizar las otras ramas de la Corporación Mendoza, se encontraba ahora sin recursos frente a Valentina

Thiago, a su lado, ni siquiera se atrevia a respirar fuerte, temeroso de provocar la ira de este poderoso hombre

No fue hasta las cinco de la tarde, cuando Santiago vio a Valentina y Alonso dejar el parque de diversiones y subir al mismo coche, que finalmente perdió la paciencia

Le llamó a Alonso

En el coche, Valentina se recostó en el asiento

Al salir del parque de diversiones, se dio cuenta de que habla muchas llamadas perdidas de su 

Exmarido en su teléfono

Pensó en devolver la llamada para ver qué sucedía, pero al recordar cómo se habían enredado la noche anterior y la imagen de él con el nuevo inversor esa mañana, se sintió abrumada

Decidió dejar de lado esos pensamientos y cerrar los ojos para descansar

Alonso, conduciendo, ignoró las constantes llamadas de Santiago hasta que se dio cuenta de que Valentina parecía haberse dormido. Entonces, contestó el teléfono

+15 BONOS 

Tras un momento de silencio, ambos pudieron sentir claramente la tensión del otro

Santiago con una mirada fría y penetrante

Alonso con una leve sonrisa en sus labios

Después de medio minuto, Alonso rompió el silencio

-¿Cansado de seguirnos personalmente esta vez

Una frase que revelaba sin disimulo su rencor por la emboscada y persecución anterior

Santiago apretó los dientes con frustración

Por más altanero que hubiera sido antes, ahora sentía una profunda impotencia

Aun así, no permitiría que Alonso pusiera sus manos sobre Valentina

-¿Dónde está Valentina? -preguntó Santiago

Alonso echó un vistazo a Valentina, quien yacía al lado suyo, durmiendo profundamente y respirando con regularidad

-Probablemente se cansó demasiado, jahora está dormida! No te preocupes, está muy tranquila

¡Un despliegue deslumbrante y estimulante

En ese momento, Santiago deseaba fervientemente acabar con toda la familia Valenzuela

Sin embargo, la familia Valenzuela y la familia Mendoza eran dos de las cuatro grandes familias de Guadalajara

Incluso para él no sería fácil deshacerse rápidamente de la familia Valenzuela

Santiago, con una mirada intensa y voz sombría, preguntó

-¿A dónde piensas llevarla

Alonso sonrió ligeramente, mirando a través del espejo retrovisor, vio que el coche de Santiago lo seguía de cerca

No respondió de inmediato, y parecia que la gente en el coche detrás finalmente se impacientó

Aceleró y se colocó al lado izquierdo de Alonso

Alonso, con una mirada cargada de significado, volvió la cabeza hacia la ventana, justo a tiempo 

+15 BONOS 

-Si me sigues, sabras a donde la llevoAlonso de repente encontró la situación cada vez más entretenida

Ety Santiago se conocían desde niños

Incluso cuando Santiago estaba en sus momentos más bajos, pocas cosas podian someterlo

Pero Valentin… 

Alonso aparto la mirada y se volvió para mirar a Valentina, que dormia plácidamente en el 

asiento del copiloto 

Se dio cuenta de que Santiago realmente estaba enamorado esta vez

Valentina habla usurpado el lugar de Lucy en el corazón de Santiago. Debería haberla detestado

pero no podia odiaria

Alonso, sintiéndose culpable hacia Lucy, piso el acelerador, agitado, y aumentó la velocidad

A las siete de la noche

El museo Coralia abrio sus puertas para la entrada de los visitantes con boleto

Valentina desperto y lo primero que vio fue la sonrisa elegante de Alonso

-¿Ya llegamos

Valentina echo un vistazo al frente, el coche ya estaba detenido, justo delante del museo Coralia

Habia caldo dormida sin darse cuenta

Bajo la mirada de Alonso, Valentina toco inconscientemente su barbilla para asegurarse de que no habla baboseado, antes de respirar aliviada

Pero, ¿habla roncado o hablado en sueños

Valentina no estaba segura, asi que preguntó cautelosamente

-¿No paso nada mientras dormia verdad

-No, por supuesto que no! -La sonrisa en los ojos de Alonso se intensificó

Al bajar del coche, echo un vistazo especial alrededor

Los guardaespaldas de la organización Leones del Desierto todavia estaban alli, y Santiago, desde un coche cercano, los observaba con una mirada ardiente


Cariño eres multimillonario by Lyra Paramés

Cariño eres multimillonario by Lyra Paramés

Score 9.9
Status: Ongoing Type: Author: Artist: Released: 2/22/2024 Native Language: spanish
Cariño eres multimillonario by Lyra Paramés El exnovio infiel se involucró con su hermana falsa. Al día siguiente, Valentina llevó a cabo un matrimonio relámpago con un “trabajador sexual”. Sin embargo, su esposo tenía el mismo apellido que su archienemigo, Don Mendoza…

Cariño eres multimillonario by Lyra Paramés

¡Ella creyó que definitivamente era una coincidencia! Pero, su esposo siempre aparecía en los mismos lugares donde estaba Don Mendoza, ¡y él también lo explicaba como una coincidencia! Un día, ella finalmente se dio cuenta que, su esposo y Don Mendoza tenían la misma cara, y lo interrogó enfurecida: —¿Eso también es una coincidencia? En Internet, decían que el líder de la familia Mendoza se había enamorado de una mujer casada, y la cuenta oficial de la familia Mendoza lo negó de inmediato: —¡Son rumores, sin lugar a dudas! ¡Los miembros de la familia Mendoza nunca romperían el matrimonio de otros! No obstante, el Don Mendoza apareció públicamente con una señorita y admitió personalmente: —Mi esposa está casada, ¡esto no es un rumor!

Comment

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

Options

not work with dark mode
Reset